Skip to content
Cómo sacar

Pasos para poder sacar el índice de masa corporal

Hoy en día, la obesidad y el sobrepeso se presentan como dos enfermedades muy importantes en las sociedades. Lo saludable es muchas veces obviado por la mayoría de las personas que se encuentran consumiendo alimentos “chatarra” en algún momento del día, todos los días de la semana. Desde productos saturados en grasas hasta golosinas y embutidos de todo tipo. Acompañados muchas veces de bebidas con alcohol que incrementa el mal hábito a la hora de comer. Es importante conocer cuál es nuestro peso y cuál debería ser para encontrarse saludablemente. Hoy queremos contarte cómo sacar el Índice de Masa Corporal.

¿Qué es el índice de masa corporal?

Debido a las dos enfermedades antes mencionadas en las sociedades de hoy en día, se torna muy importante conocer cuál es el IMC (Índice de Masa Corporal). ¿Por qué? Porque nos brindará ayuda a la hora de conocer nuestro peso ideal, y así determinar si nos encontramos en sobrepeso u obesidad. Entonces es imprescindible para poder determinar el peso ideal y saludable de una persona teniendo en cuenta su estatura y su peso.

sacar el Índice de Masa Corporal

Pero no solo sirve para determinar si una persona se encuentra arriba de su peso ideal. Sino que también da cuenta si una persona se encuentra demasiado delgada. El índice de masa corporal IMC o también conocido como BMI (Índice de Quetelet) determinada si el estado físico de una persona es el adecuado o, de manera contraria comenzar a cuidarse para poder volver o llegar a su peso ejemplar.

¿Cómo sacar el índice de masa corporal?

Para comenzar, tenemos que decir que el índice de masa corporal es la fórmula por la cual podemos calcular el peso ideal. Tenemos que saber que el cálculo es relativamente sencillo. Porque consiste en dividir el peso en kilos, entre la estatura en metros y elevada al cuadrado (kg/m2). Entonces, el índice de masa corporal resultante indicará el peso adecuado en función de tu estatura. Pero a continuación veamos algunos items importantes a destacar:

  • Mayormente es considerado como satisfactorio un IMC que se encuentre situado entre 18,5 y 24,9.
  • De ser el IMC inferior a 18,5, es muy probable que sea demasiado delgado para tu contextura.
  • Ahora, de ser igual o mayor a 25, es obvio que dispones de unos kilos de más.
  • Entonces, si el IMC se encuentra por encima de 30, podemos hablar de un problema de obesidad.

¿Cómo afecta en nuestro cuerpo?

Por ejemplo, de disponer de un peso de 60 kg y una altura de 165 centímetros obtenemos como resultado 22,4. Este valor se encuentra entre los parámetros por los cuales consideramos normales el IMCLA OMS (Organización Mundial de la Salud) plantea que si el resultado se ubica por debajo de 18,5 kg dicha persona se encontrará en infrapeso. Una situación que debe ser controlada por un médico especializado. De encontrarse entre el 18,5 y el 24,9 dispondrá de un índice de masa corporal normal.

Por otro lado, si el resultado del cálculo está por encima de 25, la persona tiene sobrepeso. Así mismo, si se pasa el 30, se considera obesidad leve a la persona a la cual utilizamos para sacar el Índice de Masa Corporal. El peor caso es cuando obtenemos el resultado mayor a 35, ya que es considerada obesidad elevada. En ese caso, dicho individuo tendrá que acudir a un médico especialista para poder comenzar a seguir una dieta saludable. Adjunto a un plan de ejercicios al igual que un control periódico para poder controlar el estado de salud de dicha persona. De esta forma, evitar que la obesidad no termine derivando en otros problemas de salud.

¿Por qué es importante calcular nuestro IMC?

La importancia de calcular el índice de masa corporal radica en controlar cuán saludable te encuentras. Es conveniente hacerlo de manera periódica. AL menos una vez al año. Ya que de esta forma podremos controlar nuestro peso ideal. SE torna más importante el control del mismo en las edades donde hay grandes cambios hormonales. La edad comprendida entre los 18 y 25 años y también durante la menopausia. Tienes que tener en cuenta que entre los 30 y 45 años nuestro cuerpo desarrollo pocos cambios. Tanto la altura, el peso y los trastornos hormonales, entre otros. Entonces, es vital conocer nuestro IMC para mantenerlo estable.

El índice de masa corporal es un resultado que se obtiene al poner la relación entre la altura y el peso de una persona. A través de él, puedes determinar si te encuentras delgado, con peso normal, con sobrepeso u obesidad.

Fórmula para calcular el Índice de Masa Corporal

Para poder sacar el índice de masa corporal, tendrás que hacer uso de una fórmula sencilla. Tan solo tienes que saber que el IMC es igual a tu peso en KG dividido por tu altura en metros elevado al cuadrado. Veamos la siguiente imagen para comprenderlo de una mejor forma.

fórmula IMC
Fórmula para sacar el Índice de Masa Corporal

Ejemplo de cálculo de IMC

Para lograr una mejor comprensión de lo que estamos aprendiendo, lo veremos en un ejemplo. Tomemos como ejemplo una persona de sexo masculino que tiene 26 años, que pesa 90 kg y mide 186 centímetros, presentará un IMC igual a 25.01 Kg/m2. Por ende, tendrá sobrepeso. Algo que no le será demasiado complicado poder volver a su peso ideal.

Pero, tomando un ejemplo donde una mujer pesa 125 kg y tiene una altura de 1.70 metros, su íÍdice de Masa Corporal será de 43.25 Kg/m2, teniendo obesidad de tipo III. Este caso sería mucho más complicado, porque la obesidad puede arraigar diferentes trastornos de salud. Una de las mas importantes a tener en cuenta son las cardiovasculares, diabetes, apnea de sueño, problemas en la vesícula, esofagitis, osteartrosis, esteatosis hepática, osteoporosis. También problemas ortopédicos, disfunciones renales y varias complicaciones más que pueden llevar hasta la muerte de la persona.

Con lo expuesto anteriormente, no queremos asustar a los leyentes, sino que nuestro objetivo es que conozcan la importancia de gozar de una buena salud. Algo que podremos controlar si calculamos nuestro IMC de forma periódica. Pero también, muchas veces la obesidad trae depresión y baja autoestima. Las cuales se encuentran asociadas a los diferentes factores sociales como la estigmatización y el rechazo social.